Cómo lograr una transición fácil a la nube con Arcserve y Microsoft Azure

 In Información

Para los decisores de TI, la cuestión ya no es porqué, sino cuándo y cómo adoptar el modelo cloud. La nube no es sólo una tendencia, sino que está plenamente consolidada en entornos corporativos. Y lo ha hecho de forma rápida porque entrega eficiencia, reduciendo costes y desaprovechamiento. Los datos almacenados de forma tradicional –en instalaciones propias- cuestan hasta 4 veces más que el almacenamiento cloud.

Si se toma en cuenta todo lo que implica la propiedad TI, resulta ser un mal negocio para la empresa. Porque no sólo requiere una elevada inversión en equipos y software, sino que también deben contabilizarse los múltiples costos adicionales que conlleva mantener esa infraestructura. Hay que dedicarle personal así como un espacio físico, tiene un elevado consumo eléctrico y requiere mantenimiento del sistema de refrigeración.

Beneficios del modelo cloud

En cambio, cuando se adopta la nube, todos esos conceptos ya están incluidos en la capacidad computacional contratada, pagando sólo por aquello que se usa. Con mayor agilidad que una infraestructura tradicional para adaptarse a los cambios en el mercado, las características de la solución cloud reducen mucho el riesgo de innovar, incluso si al final se desiste del proyecto o se precisa reducir la capacidad contratada.

Ese aumento de eficiencia y reducción de costos son permanentes a lo largo del tiempo. Cuando se varían los patrones de consumo, la adaptación a cada necesidad temporal es inmediata, ajustándose a la demanda. Esta elasticidad se aplica tanto si se trata de reducir capacidad –en proyectos que conllevan períodos de inactividad-, como aumentarla -ante crecimientos muy rápidos o un pico imprevisible de trabajo-.

El acceso rápido y sencillo de Arcserve y Microsoft Azure

Para facilitar la adopción del cloud en la empresa, Arcserve y Microsoft ofrecen una solución idónea. Microsoft Azure ayuda a hacer ese cambio a la nube con un porfolio creciente de servicios, tanto de infraestructura como de plataforma. Sin depender de ayuda externa, ni de procesos de compra complicados, en pocos minutos el usuario puede acceder a esa capacidad directamente a través del portal.

Microsoft pone a disposición de las empresas una red global de 24 Data Centers, que supone la tercera mayor cobertura de este tipo en el mundo, lo que permite una escalabilidad muy rápida. El usuario puede usar las herramientas que ya conoce, para reducir la curva de aprendizaje y acelerar la implementación. Y Microsoft Azure también permite trabajar con sistemas operativos o lenguajes de programación de código abierto.

Estrategia de protección

La solución de Arcserve es una herramienta de backup por imagen, de volúmenes completos que se almacenan en disco. Pueden hacerse tanto recuperaciones granulares como completas de máquinas. Pero cuando se integra con Microsoft Azure, existe la posibilidad de llevar la copia completa de los servidores a la nube, para tener una capa adicional de protección, lográndose mayor flexibilidad sobre el almacenamiento de los datos.

Los backups de Protección Unificada de Datos (UDP) de Arcserve son muy eficientes, porque se llevan a disco, que es un medio de grabación muy rápido. Por otra parte, son incrementales e infinitos -desde el anterior backup-, contando con estrategias para reducir la cantidad de datos que están almacenados, para garantizar mayor rapidez y flexibilidad, al mismo tiempo que se optimiza el almacenamiento en el disco.

Privacidad, recuperación y seguridad

Microsoft Azure cuenta con certificaciones internacionales auditadas por organizaciones externas que avalan la seguridad de los datos y la privacidad de las aplicaciones en la nube. Cuando ya se han grabado los datos en un datastore, puede conseguirse una capa adicional para garantizar el ambiente on premise. Una de las opciones es trabajar con Azure BLOB, que permite una protección híbrida, teniendo en la nube los datos que están en un repositorio Recovery Point Server (RPS).

Para protección continua y alta disponibilidad pueden tenerse máquinas en standby directamente en Azure, recibiendo replicación desde el ambiente on premise. Así, pueden replicarse las aplicaciones más críticas directamente desde donde se produce, sin necesidad de pasar por un backup. Y, si hay un problema en la producción, puede hacerse un redireccionamiento de los usuarios, de todas las sesiones conectadas, y empezar a acceder a los datos dentro de Azure.

Continuidad del negocio

El servidor que está recibiendo la replicación de la producción, puede ser probado para garantizar que los datos son consistentes, y que, ante un desastre, los cambios van a funcionar. Y, sin detener la replicación ni causar ningún impacto en la producción, se puede generar un informe con todos los puntos probados, la consistencia de los datos, y los servicios que tienen que funcionar para tener asegurado el funcionamiento.

La solución de Arcserve integrada en Microsoft Azure ofrece muchas ventajas. Su disponibilidad hace posible tener el mismo dato replicado en varios lugares. Gracias a la nube, puede contarse con un ambiente escalable, para crecer de acuerdo con las necesidades de los ambientes de producción. Y su eficiencia permite recuperaciones muy rápidas, para asegurar que la actividad siempre continúe cuando se requiera.

 

Pruebe las ventajas que le ofrece la solución de Arcserve y Microsoft Azure creando una cuenta gratis en azure.microsoft.com

Estrategias de recuperación frente al ransomware

Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search